logo noticieros live
Noticias

¡Sin miedo a las espinas! Seis cuidados básicos de un rosal en maceta

De acuerdo con un sitio web experto en jardinería, estos son los seis cuidados básicos de un rosal en maceta

Las rosas son unas de las flores más bonitas y regaladas en todo el mundo. Muchos los aficionados a la jardinería sueñan con poder tener su propio rosal en casa, aun cuando no tienen un espacio grande o jardín.

Sin embargo, el rosal en maceta son una gran opción para cumplir el capricho de tener rosas. Así que si te regalaron o conseguiste un rosal en maceta, a continuación te diremos cuáles son sus seis cuidados básicos.

¡Sin miedo a las espinas! Seis cuidados básicos de un rosal en maceta

Imagen: Getty Images

Seis cuidados básicos de un rosal en maceta

De acuerdo con un sitio web experto en jardinería, estos son los seis cuidados básicos de un rosal en maceta:

  • Maceta: una maceta profunda, preferiblemente de barro.
  • Sustrato: rico en turba y en nutrientes, suelto y con un buen drenaje.
  • Riego: frecuente, diario en verano y cada tres días en invierno.
  • Abono: mensual, específico o con guano.
  • Poda: limpieza de hojas y tallos secos. Poda de rejuvenecimiento cuando sea necesaria.
  • Trasplante: cada dos o tres años.

Como último tip, recuerda que durante la primavera es recomendable añadir un producto rico en magnesio para fomentar el crecimiento del follaje.

Habitualmente, tanto especies como cultivares e híbridos se cultivan como ornamentales por la belleza y fragancia de su flor, pero también para la extracción de aceite esencial, utilizado en perfumería y cosmética y usos medicinales y gastronómicos.