logo noticieros live
Noticias

Señal ‘Wow!’: La curiosa historia de la primera “señal” de vida extraterrestre

Hace 45 años el mundo astronómico se conmocionó con la Señal 'Wow!' la supuesta primera señal extraterrestre ¿Se ha resuelto su origen? Aquí te decimos

El 15 de agosto de 1977, hace 45 años, se vivió un día fuera de lo común para la astronomía, gracias a la ahora conocida como Señal ‘Wow!’

Se trató de la aparente primera señal de una probable civilización alienígena compleja.

El hecho fue tratado con seriedad por la comunidad científica, por eso, en años recientes, se han revelado más aspectos sobre esta curiosidad histórica.

A continuación te explicamos todo sobre la Señal ‘Wow!’ y sus probables explicaciones.

Señal Wow!

(Foto: Pixabay)

El proyecto SETI

Durante los primeros años setenta, la NASA lanzó una iniciativa que atrajo la atención de la comunidad científica.

Se trató del proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, por sus siglas en inglés), una iniciativa que apoyaba con recursos a los astrónomos que estuvieran dispuestos a dedicar su tiempo en la búsqueda de pruebas de vida extraterrestre.

Muchos departamentos de astronomía de las principales universidades de Estados Unidos formaron parte de la iniciativa.

Uno de ellos fue la Universidad Estatal de Ohio, que prestó su Radio Observatorio, apodado The Big Ear (La gran oreja), para buscar señales de vida extraterrestre.

Justo fue el Big Ear quien descubrió la única y misteriosa señal que, durante los setenta y ochenta, fue catalogada como una probable prueba de vida compleja más allá de nuestro planeta.

La misteriosa Señal ‘Wow!’

Justo durante la última hora del 15 de agosto de 1977, el Big Ear registró una señal espacial fuera de lo común.

Según los registros de la época, se trató de una onda de radio que duró 72 segundos.

Lo más llamativo del hallazgo fue que registró una intensidad 30 veces más fuerte que los sonidos espaciales normales, algo aparentemente imposible para la naturaleza.

Se trató de una señal proveniente de la zona oriental de la constelación de Sagitario.

Por la hora en que ocurrió, no había nadie en el Big Ear al momento del registro, pero la señal quedó capturada en papel por la computadora del observatorio.

Cuando Jerry R. Ehman, el becario que estaba a cargo de los registros del telescopio, revisó las anotaciones quedó tan sorprendido que escribió un enorme “Wow!” en el papel del registro.

Ese fue el inicio de un misterio astronómico que perduró por décadas.

Para muchos fue la prueba de la existencia de una civilización inteligente en otro punto del universo, para otro grupo un misterio por resolver.

La señal ‘Wow!’ y los alienígenas ancestrales

La señal 6EQUJ5, el nombre oficial de la señal ‘Wow!’, fue un hito para la comunidad científica de la época.

Tanto la NASA como otros equipos de astrónomos apuntaron a la constelación de Sagitario para buscar nuevas pruebas de la existencia de una civilización alienígena.

Pero nadie volvió a encontrar otra señal similar, ni siquiera medianamente cercana en intensidad.

Incluso, durante toda su vida activa, el Big Ear se dedicó a la búsqueda de una nueva señal, pero nunca pudo encontrarla, y fue desmantelado en 1995.

Lo más curioso es que varios científicos serios le dieron validez a la señal, como la prueba de la existencia de vida inteligente más allá de la Tierra.

Otros muchos, por la incapacidad de volver a encontrar una señal similar, la descartaron.

Solo hasta años recientes se ha podido explicar qué fue lo que provocó la señal ‘Wow!’

La explicación de la señal Wow!

En el 2002, cuando se cumplieron 25 años del descubrimiento de la señal, un ahora escéptico Jerry R. Ehman declaró:

“Deberíamos haberla registrado de nuevo cuando la buscamos más de cincuenta veces. Por eso, ahora pienso que se trató de una señal de origen terrestre, que simplemente fue reflejada por algún pedazo de basura espacial”.

Esta explicación fue aceptada por varios grupos de especialistas que, sin pruebas, pensaban que así podía explicarse el misterio.

Pero hace tan solo 5 años, en el 2017, se llegó al fondo del asunto.

Antonio Paris, un astrónomo de la Universidad de St. Petersburg y contratista de la NASA, descubrió una curiosa coincidencia.

Paris se dio cuenta que la medición del Big Ear coincidió con el paso de los asteroide 266P/Christensen y P/2008 Y2.

Es decir, estos asteroides rondaban el sistema solar, y podrían haber interferido con los registros del radio observatorio de la Universidad Estatal de Ohio.

De acuerdo con Paris, la principal característica de los dos asteroides es que están rodeados de una enorme nube de hidrógeno, que podría afectar los registros.

No solo eso, los dos asteroides se descubrieron hasta el 2006, por lo que no se encontraban en los registros astronómicos de la época.

Para comprobar su teoría, Paris utilizó un radiotelescopio similar al Big Ear y siguió uno de los asteroides.

Como esperaba, el registro fue casi idéntico al de la Señal ‘Wow!’, dando por fin al misterio y derrumbando la supuesta prueba de vida inteligente en  la constelación de Sagitario.

Así, seguimos sin pruebas de vida extraterrestre inteligente más allá de nuestro planeta, pero para descifrar el misterio tardamos 40 años.