logo noticieros live
Noticias

¿Quién fue Kiki Camarena, el agente de la DEA asesinado por Caro Quintero?

Kiki Camarena fue un agente de la DEA infiltrado en el Cartel Guadalajara y asesinado en 1985 por órdenes de Rafael Caro Quintero
¿Quién fue Kiki Camarena, el agente de la DEA asesinado por Caro Quintero?
Foto: museum.dea.gov

Caro Quintero es conocido por ser uno de los más grandes narcotraficantes mexicanos y a su vez el responsable de decenas de muertes, entre ellas, la de Enrique Camarena Salazar, alias Kiki Camarena, un agente encubierto de la DEA.

Las investigaciones apuntan a que Camarena fue secuestrado, torturado y asesinado en 1985 por integrantes del extinto Cartel de Guadalajara coludidos con agentes de la Dirección Federal de Seguridad, que en esa época era el máximo departamento de inteligencia del estado mexicano.

La carrera policíaca de Kiki Camarena inició en 1968 con su incorporación al Ejército de Estados Unidos para posteriormente formar parte del Departamento de Narcóticos, donde fue elegido, debido a su origen mexicano, para llevar a cabo una misión secreta infiltrándose en el Cartel Guadalajara con el fin de proporcionar información certera que ayudara a la desarticulación del grupo criminal.

A partir de ese momento el destino de Camarena quedaría marcado, pues durante cuatro años poco a poco fue ganándose la confianza de Caro Quintero, Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, hasta que fue descubierto por colaborar en el desmantelamiento del rancho “El Búfalo”, la cual fue considerada como la segunda operación antidrogas más grande de la DEA.

Durante el operativo, 450 soldados mexicanos, apoyados con helicópteros, destruyeron una plantación de marihuana de mil hectáreas, hecho que desató la furia de Caro Quintero, quien sin dudarlo no tardó en cobrar venganza.

El 7 de febrero de 1985, Kiki Camarena fue secuestrado a plena luz del día para posteriormente ser torturado e interrogado por integrantes del Cartel Guadalajara durante 36 horas.

De acuerdo con la versión oficial, le rompieron huesos y dientes, lo quemaron, golpearon y le inyectaron anfetaminas y otras drogas con el fin de mantenerlo despierto y vivo durante toda la tortura hasta que finalmente entró en coma y murió.

Su cuerpo fue encontrado el 5 de marzo en una zona rural de La Angostura, un pequeño pueblo en el estado de Michoacán, México.