logo noticieros live
Noticias

¿Por qué los días se están haciendo más cortos?

Las últimas mediciones de junio confirman que los días se han reducido, pero Por qué? La ciencia tiene la respuesta y aquí la compartimos

Si tú eres uno de los muchos que siente que un día no le alcanza para nada, puede que exista una respuesta para ese problema, debido a que oficialmente los días se están haciendo más cortos.

Sí, aunque no lo creas, cada vez dura menos un día, debido a que la Tierra está girando más rápido de lo habitual.

Ahora bien ¿Cuál es la razón por la que los días se están haciendo más cortos?

A continuación exponemos qué dice la ciencia sobre el tema.

días se están haciendo más cortos

(Foto: Pixabay)

Los días se están haciendo más cortos

El mundo moderno hace que a nadie le alcance un día para terminar sus deberes, pero ahora sabemos que los días cortos son en sentido literal.

Sí, los más recientes estudios de la rotación de la Tierra demostraron que en junio vivimos los días más cortos desde que se tienen registros.

De hecho, sabemos que el día más corto jamás registrado ocurrió el pasado 29 de junio del 2022.

Ese día nuestro planeta tardó menos de lo normal en dar su tradicional rotación completa sobre su eje.

Así, oficialmente, el 29 de junio el día duró 1.59 milisegundos menos de lo normal.

Y es que, aunque parece una cantidad mínima de tiempo, este ligero cambio tendrá consecuencias.

Por ejemplo, se tendrá que añadir un “segundo negativo” -adelantar un segundo- a todos los horarios oficiales del mundo en un futuro cercano, para mantenerlos alineados, lo que sería la primera vez en la historia que los relojes globales se adelantan.

Ahora bien, ¿Por qué la Tierra está girando más rápido de lo normal? La ciencia tiene ideas al respecto.

¿Por qué la Tierra gira más rápido?

De acuerdo con las primeras explicaciones, existen varios factores para explicar por qué los días se están haciendo más cortos.

Los principales serían:

  • El Bamboleo de Chandler
  • El cambio climático
  • La actividad sísmica
  • La circulación oceánica
  • La atracción de la luna

No son excluyentes, pero es pronto para poder determinar a cabalidad la causa. A continuación explicamos brevemente cada uno.

El bamboleo de Chandler

Se llama así a un movimiento de bamboleo que ocurre cuando la Tierra gira sobre su eje.

Funciona de manera similar a cómo se tambalea un trompo a medida que disminuye la velocidad.

En los últimos años este giro se ha vuelto menos inestable, lo que los científicos creen que podría estar relacionado con el aumento de la velocidad de rotación de la Tierra.

Estos cambios en el bamboleo de Chandler serían los culpables de que los días se están haciendo más cortos.

Ahora bien, no se sabe a ciencia cierta qué está provocando los cambios en el bamboleo de Chandler.

Cambio climático

El calentamiento global es otro de los principales culpables de los días cortos.

Sabemos que es responsable de derretir el hielo ártico, aumentando la temperatura atmosférica.

Esto provocaría una redistribución de la masa oceánica de nuestro planeta, provocando que se mueva y gire más rápido sobre su eje.

Actividad sísmica

Los terremotos y otras actividades sísmicas también pueden tener un impacto en la velocidad de rotación de nuestro planeta.

Esto se debe a que ellos también pueden mover la masa del planeta hacia el centro de la Tierra.

Se ha comprobado que los grandes sismos, como el terremoto de Japón de 2011, aumentaron el giro de la Tierra, lo que explica que los días se están haciendo más cortos.

Circulación oceánica

La circulación oceánica y la presión sobre el lecho marino también tienden a cambiar la velocidad de la rotación de la Tierra.

De hecho, en la última década se han realizado mediciones en este sentido, demostrando que las más poderosas corrientes oceánicas pueden afectar la rotación del planeta.

Ya en ciertos momentos de la primera década de este siglo las corrientes oceánicas provocaron una rotación ligeramente más rápida.

Los días no son inmutables

Aunque pueda sonar muy extraordinario este tipo de cambios en la duración de los días, en realidad es relativamente normal.

De hecho, la velocidad de rotación de nuestro planeta sobre su propio eje ha variado a lo largo de la historia.

En realidad, los días no siempre han durado 24 horas. Hace 1,400 millones de años, un día duraba poco menos de 19 horas.

Lo curioso es que antes los días se alargaban, y ahora -por lo menos desde 2020- parece que se acortan.

Eso sí, de una forma tan imperceptible que prácticamente no nos afecta en nada.

Quienes sí podrían enfrentar problemas son los satélites, los sistemas de navegación y el Servicio Internacional de Rotación de la Tierra.

Como sea, esto es una curiosidad que se debe seguir estudiando para saber más de nuestros días y nuestras noches.