logo noticieros live
Noticias

IMSS: Ocho razones por las que podrían negarte la pensión Modalidad 40

Existen situaciones en las que se cometen errores que hacen que el IMSS te niegue la pensión de Modalidad 40

Es muy importante tener un buen plan para el retiro o jubilación, sin embargo, debes tomar en cuenta que existen algunos casos en los que a los trabajadores registrados bajo la Ley de 1973, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se les puede negar su pensión de Modalidad 40.

Así que a continuación te diremos ocho razones por las que podrían negarte la pensión Modalidad 40 del IMSS.

Es bien sabido que obtener la pensión del IMSS de Modalidad 40 depende de varios factores. Pero el principal es cumplir con requisitos básicos:

  • Ser trabajador inactivo que no esté cotizando ante el IMSS.
  • Solicitar tu alta en modalidad antes de 5 años de tu fecha de baja.
  • Tener cotizadas un mínimo de 52 semanas de trabajo en los últimos 5 años
  • Haber comenzado a cotizar ante el IMSS antes del 1 de julio de 1997.

Si cumples los anteriores criterios se te garantiza el derecho a darte de alta a la Modalidad 40. Pero, existen situaciones en las que se cometen errores muy serios que terminan muy mal y hacen que el IMSS te niegue tu pensión.

IMSS: Ocho razones por las que podrían negarte la pensión Modalidad 40

Imagen: Getty Images

Así te pueden negar la pensión del IMSS por Modalidad 40

  • Dejar de hacer aportaciones voluntarias por más de dos meses. El IMSS te da un plazo de un año para reincorporarte si solicitas continuar. Además, debes pagar los meses pendientes durante este periodo de tiempo.
  • Regreso al Régimen Obligatorio con un patrón. No puedes mezclar esta y la 40, debes elegir alguna.
  • Dejar de trabajar, perdiendo de esta forma la ‘conservación de derechos’ que hace referencia a trabajar durante más de tres cuartas partes del tiempo que se ha cotizado.
  • En caso de fallecimiento, las viudas o viudos no podrán recibir la pensión si el fallecido no pudo mantener su ‘conservación de derechos’
  • No alcanzar un mínimo de 500 semanas de cotización
  • Fallecer en activo y que no alcancen un mínimo de 150 semanas de cotización a pesar de contar con la ‘conservación de derechos’
  • Sufrir una invalidez y no haber cotizado el mínimo de semanas, variando mucho respecto a la evaluación médica realizada al trabajador.
  • No haber cotizado el mínimo de dos semanas para trabajadores que laboren en sectores de riesgo y haber sufrido un accidente durante el mismo tiempo.