logo noticieros live
Noticias

El día que Caro Quintero se ofreció a pagar la deuda externa de México

Caro Quintero le propuso a dos expresidentes pagar la deuda externa de México, que en ese entonces ascendía a 80 mil millones de dólares
El día que Caro Quintero se ofreció a pagar la deuda externa de México
Foto: Reuters/archivo

Rafael Caro Quintero, “El narco de narcos”, fue detenido el día de ayer, 15 de julio de 2022, lo que ha traído a la memoria una peculiar propuesta hecha por el narcotraficante a dos expresidentes de México.

El ofrecimiento fue pagar la deuda externa de México, la cual durante la década de los 80’s ascendía a 80 mil millones de dólares, pero que en la actualidad equivalen a 1.6 billones de pesos, a cambio de que el gobierno lo dejará libre para trabajar tranquilo.

La curiosa historia comienza cuando Caro Quintero, en ese entonces, líder del Cartel de Guadalajara, fue detenido en 1985 por delitos contra la salud, asociación delictuosa y el homicidio de Kiki Camarena, un agente de la DEA que logró infiltrarse en el grupo criminal durante cuatro años.

El narco fue capturado en Costa Rica, desde donde fue repatriado a México y preso en el Reclusorio Norte con una condena de 40 años.

Sin embargo, Caro Quintero no se dio por vencido y en un desesperado intento por ser libre le ofreció al expresidente Miguel De La Madrid pagar la deuda externa, propuesta que fue rechazada.

Posteriormente, durante la administración de Carlos Salinas de Gortari, el capo volvió a hacer la misma oferta, esta vez a través de la fallecida actriz Carmen Salinas, pues creía que existía un parentesco entre ella y el entonces presidente.

Hecho que años más tarde sería confirmado por la propia actriz, quien recordó que el narcotraficante solicitó hablar con ella para platicarle su plan, pero en vista de que Carmen no tenía ninguna relación con Gortari únicamente se ofreció a mandarle una carta al mandatario para que considerara la idea.

Pese a estos intentos por recobrar su libertad, Caro Quintero permaneció en prisión hasta el 2013, cuando por un fallo técnico fue puesto en libertad, aunque le faltaban por cumplir 12 años de su condena, regresando a su natal Badiraguato, Sinaloa, donde continuó su carrera criminal, esta vez encabezando el Cartel de Caborca.