logo noticieros live
Noticias

Cuidados para que tu tatuaje sane correctamente

Previene infecciones y logra que tu tatuaje se vea increíble siguiendo estos sencillos consejos que harán que tu piel sane correctamente
Cuidados para que tu tatuaje sane correctamente
Foto: Unsplash

Los tatuajes son una forma de expresión corporal que debido a la forma en la que se realizan requieren de ciertos cuidados, no solo para asegurarnos de que nuestro tatuaje se mantenga en buenas condiciones, sino, mucho más importante, para cuidar nuestra piel y salud.

Por ese motivo, a continuación te daremos algunos tips que te ayudarán a que tu tatuaje sane correctamente y al mismo tiempo puedas prevenir infecciones en la piel de una manera fácil y rápida.

Lo primero que debes saber es que la película autoadhesiva o apósito que tu tatuador coloca sobre tu tatuaje una vez que ha terminado su trabajo sirve para proteger la zona de posibles infecciones, evitando que bacterias u otros patógenos tengan contacto directo con tu piel, por lo que es muy importante que durante los días posteriores no la retires.

Cuando llegue la hora de retirar el apósito, de acuerdo con las instrucciones que tu tatuador te haya dado, deberás realizar con especial cuidado la limpieza diaria de tu tatuaje.

Previene infecciones y logra que tu tatuaje se vea increíble siguiendo estos sencillos consejos que harán que tu piel sane correctamente

Foto: Unsplash

Antes de tocar la zona del tatuaje debes lavarte las manos para posteriormente limpiar la zona con un poco de agua y jabón neutro con movimientos suaves y delicados para no dañar ni irritar la piel lastimada.

Después de lavar tu tatuaje no olvides secarlo con delicadeza y aplicar una capa fina de pomada para tatuajes.

Otros consejos que debes seguir para que tu tatuaje sane correctamente son los siguientes:

  1. Evita la exposición al sol del área tatuada por lo menos durante algunas semanas.
  2. Evita nadar, ya sea en piscinas, tinas de agua caliente, ríos o lagos mientras tu tatuaje se cura.
  3. No uses ropa muy ajustada que pueda adherirse al tatuaje o lastimar la zona de la piel afectada.
  4. No te quites las costras ni te rasques, pues esto podría aumentar el riesgo de infección y puede dañar el diseño.