logo noticieros live
Noticias

Ciencia: Por qué no debes beber el agua de lluvia

Un estudio científico descubrió que el agua de lluvia ya no es segura para beber en ningún lugar del mundo ¿Por qué? Aquí te decimos

Todos, sobre todo de niños, hemos probado el agua de lluvia atrapando las gotas con la lengua, pero beber esta agua no es lo más sano.

De hecho, hacerlo regularmente podría provocar serios problemas de salud de acuerdo con la ciencia.

Lo más preocupante es que el agua de lluvia de ninguna zona del mundo, incluyendo el ártico, ya es segura para el consumo humano.

¿Por qué? La respuesta, como en casi todo, la tiene la ciencia.

agua de lluvia

(Foto: Pixabay)

¿Por qué no debes beber el agua de lluvia?

Como mencionamos líneas arriba, la mayoría de los niños suelen beber gotas de lluvia, sobre todo cuando solo está chispeando.

Pero, de acuerdo con los últimos estudios sobre la calidad del agua que emiten las lluvias, esto no es nada recomendable.

La razón es que se han encontrado químicos que, en los últimos años, pululan a niveles peligrosos en este tipo de agua.

De hecho, en el agua de la lluvia de todo el mundo se encontró gran presencia de perfluoroalquilo y polifluoroalquilo (PFAS).

Los PFAS son químicos tóxicos que normalmente se encuentran en los plásticos más duros, pero que en los últimos 100 años se han expandido por el aire y el agua.

Los PFAS

Las PFAS son químicos que se usan masivamente desde principios del siglo XX.

Están presentes en los plásticos más resistentes, y su principal característica es que no se degradan, solo se acumulan.

De hecho, su presencia es tan grande en el mundo que ya se considera que estamos en una fuerte contaminación plástica.

No por nada, el estudio que determinó la presencia de PFAS en el agua de lluvia de todo el mundo asegura que ya está presente incluso en la Antártida.

De hecho, se descubrió que la presencia de PFAS en el agua de la lluvia del la Antártida es 14 veces más alta que la recomendable para el consumo humano.

¿Qué provoca consumir PFAS?

El estudio, realizado por la Universidad de Estocolmo, descubrió alta presencia de PFAS en el agua de lluvia y la nieve de todo el mundo.

Lo peor de todo son los problemas asociados con el consumo de PFAS, que incluyen:

  • Cáncer
  • Infertilidad
  • Complicaciones en el embarazo
  • Aumento de colesterol
  • Problemas del sistema inmunitario
  • Problemas de aprendizaje en niños
  • Problemas de conducta en niños
  • Afecta el funcionamiento de las vacunas en los niños

En las conclusiones del estudio se puede leer:

“No hay ningún lugar en la Tierra donde la lluvia sea segura para beber. Hemos hecho que el planeta sea inhóspito para la vida humana al contaminarlo irreversiblemente ahora para que ya nada esté limpio.”

Sin duda una dura conclusión, tomando en cuenta que la degradación de los PFAS es tan lenta que tarda millones de años.