logo noticieros live
Noticias

Ciencia: ¿Por qué compartir el aseo del hogar aumenta el libido?

Aunque no lo creas, la ciencia demostró que las parejas en las que se divide equitativamente el aseo del hogar tienen más deseo sexual ¿Por qué? Aquí te decimos 

Cualquiera pensaría que no existe una relación entre el deseo sexual y el aseo del hogar.

Pero, si hacemos caso a un reciente estudio científico, sí existe una relación, y es más interesante de lo que podrías creer.

De hecho, según este estudio, el libido de una de las partes aumenta cuando las tareas del hogar se reparten equitativamente.

¿Por qué pasa esto? A continuación te explicamos todo sobre este interesante aporte de la ciencia.

La importancia de la equidad en el aseo del hogar

Aunque hemos avanzado mucho en la equidad en el aseo del hogar, todavía existe una enorme brecha.

De hecho, es más común que los hombres tengan aversión a lavar los platos, trapear y  otras importantes tareas domésticas.

Y es que, aunque poco a poco los hombres aportan tiempo al aseo del hogar, estadísticamente sigue siendo una labor que recae en las mujeres.

Incluso un estudio reciente demostró que, en promedio, las mujeres de los países del primer mundo siguen haciendo mucho más aseo doméstico que los hombres.

También demostró que los hombres tienen más tiempo libre que las mujeres.

Lo que comprueba que la equidad en el aseo del hogar sigue estando lejos de masificarse.

Los hombres siguen viendo con cierto grado de desdén estas tareas, afectando la equidad de la pareja.

Curiosamente, un nuevo estudio demostró que los hombres pueden mejorar su vida sexual asumiendo una mayor responsabilidad en las tareas que deben realizarse en el hogar.

Suena muy raro, pero te explicamos por qué llegaron a esta conclusión los expertos.

El aseo del hogar y el libido

De acuerdo con la investigación de científicos de la Universidad Tecnológica de Melbourne, el deseo sexual de las mujeres aumenta cuanto más equitativamente se reparten las tareas domésticas.

Según la conclusión de los expertos, si las mujeres perciben una equidad completa en la relación, mayores son sus sentimientos de satisfacción y, a su vez, su deseo sexual.

Los autores del estudio concluyen que “las chispas sexuales vuelan” cuando las parejas masculinas asumen una parte justa de las cargas físicas y mentales de la casa.

Es decir, no solo tiene que ver con el aseo, sino con otros aspectos, como estar pendientes de los niños, mascotas, y fechas de pago de servicios.

“Los hallazgos sugieren que una respuesta al bajo deseo sexual en las mujeres podría ser la cantidad de trabajo que tienen que asumir en su relación”.

Tradicionalmente la carga física del aseo, así como la carga mental de mantener la casa “en paz” es una tarea femenina, que trae consigo mucho estrés.

El problema es la carga mental

El estudio explica que el gran problema que mina el deseo sexual de las mujeres es la carga mental.

La carga mental, también conocida como la carga invisible, es la responsabilidad general de planificar y organizar las tareas que deben realizarse para administrar una casa.

De forma sencilla, la carga mental se crea cuando un hombre ve a su pareja femenina como la administradora de todas las tareas del hogar, lo que significa que “depende de ella saber qué se debe hacer y cuándo”.

Es decir, el hombre asume -de manera consciente o inconsciente- que solo debe de realizar tareas del hogar cuando la mujer lo pide, solo reacciona a ella, que generalmente lo hace cuando ya está molesta.

Incluso cuando los hombres contribuyen a la carga física del hogar (realizar algunas de las tareas domésticas), la carga mental (planificar y organizar la realización de estas tareas) puede recaer por completo en la mujer.

Ante esta carga mental, la mujer pierde o disminuye su deseo sexual.

El estudio y sus conclusiones

El estudio analizó a 299 mujeres de entre 18 y 39 años, quienes respondieron un cuestionario en línea.

Las preguntas incluían evaluaciones de las tareas del hogar, la carga mental, quién organizaba las actividades sociales, los arreglos financieros, y quién tenía más tiempo libre.

Luego, los investigadores exploraron cómo las diferencias en la equidad de la relación impactaron el deseo sexual femenino.

En general, las mujeres en relaciones equitativas (en trabajo doméstico y carga mental) estaban más satisfechas con su relación de pareja y tenían mayor deseo sexual.

El estudio también aportó otros datos:

  • En las parejas con hijos la carga de trabajo de las mujeres aumenta, y disminuye mucho más el deseo sexual.
  • En promedio, cuanto más duran las relaciones, más injustas se vuelven, lo que a su vez reduce el deseo sexual de la mujer.
  • Las parejas homosexuales tienden a tener relaciones más equitativas que las parejas heterosexuales.

Así que, ya lo sabes, si quieres tener una vida sexual más plena, procura que tu relación de pareja sea más equitativa.