logo noticieros live
Noticias

Ciencia: Instagram y TikTok afectan la autoestima de sus usuarios por ser extremadamente aspiracionales

Un estudio analizó cómo Instagram y TikTok están provocando problemas de autoestima de sus usuarios
Instagram y TikTok
(Foto: Pixabay)

Si eres de los muchos usuarios de Instagram y TikTok es muy probable que también seas un consumidor de alguno de los productos que se promocionan en esas plataformas.

Y es que, algunos de los posts más virales de esas redes sociales son unboxings, pruebas de productos e incluso simples comerciales.

Eso sí, casi todos logran atraer a un sector que busca encontrar la mejor vestimenta, freidora de aire o shampoo para perros.

De hecho, cada vez más marcas de nicho buscan atraer consumidores vía tiktokers e instagramers.

El problema es que, la gran mayoría de las personas que compra estos productos termina más triste y con menos dinero.

¿Por qué? A continuación te decimos.

Instagram y TikTok

(Foto: Pixabay)

El consumo en Instagram y TikTok

Cada vez más usuarios de Instagram y TikTok se vuelven consumidores de productos que ven en esa red social.

Aparentemente, mucha gente queda enganchada con la ropa, equipos deportivos, utensilios de cocina, y demás productos que se dejan ver en esas dos redes sociales.

De hecho, de acuerdo con un estudio realizado por la compañía de encuestas Bankrate, estas dos redes sociales impactan los hábitos de gasto de sus consumidores, y un enorme porcentaje se arrepiente después de realizar una compra.

Incluso, no solo se arrepienten, sino que su estado de ánimo se va por los suelos. ¿Por qué?

Las redes nos hacen comparar con otros

Según la encuesta de Bankrate, el 34 por ciento de los usuarios de Instagram y TikTok se han sentido mal con sus finanzas personales después de ver las publicaciones de otros usuarios “exitosos”.

Esos sentimientos incluían celos, insuficiencia, ansiedad, vergüenza e ira, siempre por considerar que no son suficientemente exitosos.

De hecho, según el estudio, justo es en las finanzas personales donde más se nota un impacto negativo, ya que la comparación con los otros genera más ruido y depresión que otros aspectos.

Según los resultados de la encuesta las redes sociales tienden a hacer que los usuarios se sientan mal por:

  • Finanzas personales – 34%
  • Apariencia – 32 %
  • Trabajo o carrera – 27 %
  • Situaciones de la vida diaria – 26 %
  • Relaciones personales 25 %
  • Pasatiempos 17 %.

Eso sí, las redes sociales no afectan el ánimo de todos por igual, sobre todo afecta a los más jóvenes.

Millennials y Centennials

En los resultados de Bankrate se puede ver que la Centennials (personas de entre 18 y 25 años) y los millennials (personas de entre 26 y 41 años) son los que se sienten peor después de navegar por Instagram y TikTok.

Y es que, habiendo crecido con las redes sociales, el impacto de las mismas es enorme en su percepción del éxito.

Así, según la encuesta, el 47 % de los Centennials y el  46 % de los Millennials se han sentido mal con sus finanzas personales al navegar por TikTok e Instagram.

Por su parte, el 31 % la Generación X (personas de entre 42 y 57 años) y el 22 % de los baby boomers (personas de entre 58 y 76 años) tienen los mismos sentimientos.

Instagram y TikTok pueden ser poco realistas

Según los expertos, lo que vemos en redes sociales, sobre todo en TikTok e Instagram, suele ser demasiado endulcolorado.

En estas redes vemos vacaciones maravillosas, playas, restaurantes lujosos, y muchos aspectos alejados de los bolsillos de la mayoría.

Pero, no sabemos que se oculta detrás de esos lujos. Muchas veces se trata de contenido patrocinado o de tarjetas de crédito sobregiradas para aparentar un vida de confort.

“Las redes sociales distorsionan la realidad en el sentido de que las personas dan lo mejor de sí mismas y, a veces, retratan versiones poco realistas de sí mismas”

Pero eso no es lo pero, sino que las mismas redes provocan compras compulsivas e innecesarias, además de afectar el valor que le damos a las cosas.

El valor de los objetos

Ahora bien, aunque Instagram y TikTok alientan el consumismo, lo hacen de una forma tan extrema que devalúan muy rápido cualquier producto.

Es decir, alientan compras compulsivas, pero de una forma tan acelerada que, cuando compramos un producto ya existirá otro mejor.

Así, cualquier producto material que tengamos será menospreciado consciente e inconscientemente por nosotros mismos.

Sentiremos que todo el tiempo estamos fuera de la tendencia y eso, a la larga, nos producirá ansiedad, ira y un sentimiento de profunda insatisfacción.

En este aspecto, el estudio señala que 64% de los usuarios de Instagram y TikTok que compraron compulsivamente tras haber visto un anuncio, video o post en una de esas redes sociales se arrepintieron de la compra.

Eso sí, no solo se trata de compras de objetos, sino también de “experiencias”, como ir a un restaurante o lugar de vacaciones que vieron en una de esas redes.

Y es que, como señalan las conclusiones del estudio, no podemos olvidar que, desde su diseño, las redes sociales son un álbum de recortes con solo la mejor parte de la vida de los usuarios.