logo noticieros live
Noticias

Canela: Propiedades y beneficios del superalimento que ayuda al cerebro y adelgazar

Incorporar canela a nuestra rutina nutritiva es beneficioso para prevenir enfermedades, activar nuestro cerebro, calmar síntomas del resfriado e incluso para ayudarnos a adelgazar.
Canela: Propiedades y beneficios del superalimento que ayuda al cerebro y adelgazar
FOTO: Los beneficios de consumir canela son muchos, entre ellos, calmar síntomas de resfriado. (Getty Images)

La canela no solo es deliciosa, es un “superalimento” de toda la vida que no debería permanecer oculto en nuestra alacena solo para las ocasiones especiales.

Incorporarlo a nuestra rutina nutritiva es beneficioso para prevenir enfermedades, activar nuestro cerebro, calmar los síntomas del resfriado e incluso para ayudarnos a adelgazar, entre otras propiedades.

Lo primero es saber de dónde viene esta conocida especia: del árbol de la canela o canelo, Cinnamomum zeylanicum o Cinnamomum verum, de hoja perenne y originario de Sri Lanka del que se aprovecha la corteza interna pelando y frotando sus ramas.

Habitualmente se consume en cantidades pequeñas, de ahí la importancia de incorporarla a algún alimento que tomemos a diario, como por ejemplo el café. Su poder reside principalmente en sus compuestos aromáticos. Los que están presentes en un mayor porcentaje son el aldehído cinámico, el eugenol y el alcohol cinámico.

En menor medida encontramos el ácido trans-cinámico, el aldehído hidroxicinámico, el aldehído o-metoxicinámico, el acetado cinámico y los terpenos linalol y diterpeno, pero también taninos, mucílago y proantocianidinas. Todos ellos poseen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

De hecho, la canela tiene mayores capacidades antioxidantes que otros superalimentos como los arándanos y, por eso, se emplea también como conservador natural.

En la medicina tradicional, la canela se ha usado para tratar enfermedades respiratorias, digestivas y ginecológicas; sin embargo, actualmente su uso está más extendido como antiinflamatorio, regulador del metabolismo y estimulante de la función cognitiva. Según varios estudios, este popular ingrediente que todos tenemos en la cocina es una gran aliada contra la diabetes.

En concreto, mejora la sensibilidad de las células a la insulina y actúa sobre los niveles de glucosa en sangre. También nos ayuda a perder peso compensando la ingesta de grasas, sustituyendo al azúcar en muchos platos y evitando los antojos dulces.

La canela también ayuda a la hora de prevenir enfermedades cardíacas porque actúa sobre los niveles del llamado colesterol malo LDL y los triglicéridos que causan obstrucción en las arterias. Reduce la presión sanguínea y, tal y como recuerda la Fundación Española del Corazón, aporta el aroma y sabor suficiente para disminuir la cantidad de sal y azúcar, más perjudiciales para la salud.

Otro de sus beneficios es que ayuda a poner en marcha a nuestro cerebro y a tener más energía en general al estabilizar la glucosa y mejorar nuestra capacidad de respuesta motora y visual. Asimismo, tomarla en infusión calma síntomas del resfriado común: despejando las fosas nasales y frenando la mucosidad.

El valor nutricional de la canela

La ingesta media diaria de canela recomendada es de 1 gramo. Su valor nutricional por 100 gramos es el siguiente:

Calorías: 44 kcal

Grasas totales: 3.2 g

Colesterol: 0 g

Proteínas: 3.9 g

Calcio: 1.228 mg

Hierro: 38.1 mg

Magnesio: 55.6 mg

Sodio: 26.3 mg

Potasio: 500 mg

Fósforo: 61.4 mg

Vitamina C: 38.5 mg

Vitamina A: 25.8 mg

El desconocido peligro de la canela

Ya hemos dicho que conviene tomar una pizca de esta especia al día, pero es vital fijarse bien en la que compramos y no pasarse de cantidad para evitar el peligro desconocido de la canela.

En los supermercados existen dos tipos y una de estas variedades puede pasar factura al organismo. Tenemos por un lado la de Ceilán, procedente de Sri Lanka y el sur de India, que es la más apreciada y segura. No obstante, la más vendida y barata es la Cassia, que procede de China, Indonesia o Vietnam.

Es más probable que en tu especiero tengas esta segunda variedad y se trata de la más peligrosa por contener un elevado porcentaje de cumarina, mientras la primera apenas tiene trazas. Este compuesto aromático de la canela, con un olor parecido a la vainilla, puede ser tóxico para el hígado a partir de ciertas cantidades.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria fija el máximo en 0.1 miligramos por kilogramo de peso corporal de la persona. Por ejemplo, alguien que pese 60 kilos podría tomar seis miligramos al día con tranquilidad.

Cómo tomar la canela

En el supermercado podemos encontrar la canela en rama o molida aunque cada vez es más frecuente que también se comercialice para consumirla en infusión. Si optamos por esta última, tendremos que hervir agua durante dos minutos, introducirla y dejar reposar unos 10 minutos. Se recomienda tomarla antes de las comidas.

Conviene ir acostumbrándose poco a poco a un uso diario de la especia porque, de lo contrario, podemos padecer efectos secundarios como somnolencia, sensación de tristeza o calambres.

Hay que tener en cuenta también que aumenta el ritmo cardíaco y estimula el útero. Esto último la hace poco recomendable para embarazadas.

Con información de El Español.

LLH